Algunos sectores económicos prefieren estar a buen recaudo

Detalles
Categoría: Portada
Publicado el Viernes, 29 Mayo 2020 18:41
Escrito por Julio Cabrera
Visitas: 191

El cantón Aguarico desde el pasado 19 de mayo se cambió a la nueva etapa de semaforización epidemiológica de rojo a verde, con el propósito de reactivar las actividades comerciales, manteniendo medidas de bioseguridad.

 A pesar que el toque de queda es desde las 12 de la noche hasta las 5 de la mañana, los habitantes han tomado conciencia que quedarse en casa es la mejor vacuna contra el COVID 19. Durante las horas de la mañana se observa la afluencia en un 50 por ciento de aforo personas en tiendas, bazares, o realizando algún trámite; pero durante la tarde y noche esto cambia, los moradores se concentran en sus domicilios y solamente salen si es necesario, son muy pocas las personas que transitan en las calles ya sean estas de comunas o del casco urbano.

El distanciamiento social es una de las nuevas modalidades con la que tenemos que convivir para prevenir el contagio de la COVID 19. La municipalidad del cantón Aguarico ha ubicado puntos de referencia cada dos metros en los sitios de mayor afluencia de personas, con el fin que los habitantes respeten la distancia entre ellas y se cumpla con lo que estipula la ordenanza del cabildo cantonal.

En el caso de los restaurantes tanto en Tiputini como en Nuevo Rocafuerte que son los dos centros urbanos con mayor movimiento comercial y al estar en esta nueva etapa de semaforización les permite dar el servicio de alimentación al 50 por ciento de usuarios, pero han tomado la decisión de no hacerlo, porque no quieren correr el riesgo de contagio y prefieren continuar realizando entregas a domicilio, indicó Ruth Vélez propietaria del restaurante “El Rancho de Arcadio”

El transporte fluvial está habilitado a nivel intracantonal, solamente las embarcaciones fluviales que realizan trasporte de combustibles y productos de primera necesidad, hacen viajes hasta la capital de la provincia de Orellana, El Coca, obviamente cumpliendo con los respectivos protocolos de ingreso y salida del cantón y normas de bioseguridad.